Moby Dick 10 u. fem. Dinafem

Nuevo producto

Variedad mundialmente famosa por su producción brutal y potencia que roza la psicodelia. De muy fácil cultivo, la encantan las grandes dosis de sol y nutrientes.

Olor y sabor Haze de una planta principalmente sativa muy grande con una gran cola central y productora de cogollos muy compactos.

Resiste bien la humedad pero necesita mucho espacio para su cultivo.

Más detalles

25 Artículos

88,00 € impuestos inc.

-22,00 €

110,00 € impuestos inc.

Más

Moby Dick es un híbrido de dominancia sativa. Fruto de un cruce entre una White Widow y una Haze, es una planta con forma de árbol de Navidad. Sus genes sativa le llevan a estirarse mucho, tanto en horizontal como en vertical. Y es que es una planta grande, cuyos internudos son amplios, no en vano la legendaria ballena le da el nombre. Sus hojas no responden a ningún genotipo al 100%: medio anchas, medio estrechas. Recordemos que es un 60% sativa y un 40% índica. Es una planta de marihuana media/ alta, larga y ancha. Pero lo más característico es su cola central: la porra principal hace honor a su nombre con creces. Es, francamente, algo digno de admiración.

Moby Dick ofrece una producción sencillamente brutal. En todas las ramas encontraremos grandes cogollos compactos. Como es habitual, aquellos que más luz reciben serán los más generosos. Todos ellos son francamente impresionantes, pero la joya de la corona es la cola central. Una porra larga y ancha que hace las delicias de cualquier cultivador. Como hemos mencionado en el cultivo es una planta que come mucho, pero su tamaño y las flores que da recompensan con creces esa dieta rica en nutrientes y abundante luz.

Tiene un olor muy, muy fuerte. Quienes la han cultivado lo definen como un “aroma muy intenso que mezcla limón, especias, incienso, con un importante toque a Haze y a cedro”. Cuando le preguntamos a su creador, el mítico breeder King Kush, a qué huele su famosa ballena suele decir que “a banco de iglesia antigua”. Cada cultivador encontrará diferentes matices en nuestra ballena pero todos coinciden en lo mismo: Moby Dick tiene un aroma muy marcado y penetrante, en el que las notas Haze sobresalen respecto a las demás.

 Efecto sativo muy potente, extremadamente psicoactivo, rozando la psicodelia, y también narcótico. Consumir esta variedad con la nevera vacía es un error a evitar, porque abre el apetito como ninguna otra sustancia. Las sensaciones tienen tintes psicodélicos, narcóticos y de larga duración.

Moby Dick es una planta de fácil cultivo, pero voraz. Es decir no presenta demasiadas complicaciones porque es una planta muy robusta y resistente a la humedad, pero necesita muchos recursos. Dado su tamaño y su calidad requiere mucho espacio, mucho agua, luz abundante y buena cantidad de nutrientes.  Si la cultivas interior, para hacerte una idea, en ese metro cuadrado donde cultivas cuatro White Widows, sólo entrarán dos Moby Dick. Así que contempla cuánto espacio tienes para la ballena antes de pasarla a floración. Porque a partir de ese momento, se estirará como un gigante.

De hecho, recomendamos no tenerla en crecimiento vegetativo más de tres semanas en interior, a menos que quieras cultivar un monstruo. La ventaja, aún cuando tiene muchas ramas y las flores de las mismas son muy pesadas, es que al ser muy robusta aguanta perfectamente el peso y no necesitarás tutores para aguantar los cogollos.