¡Oferta! Flawless Finish Ver más grande

Flawless Finish

Nuevo producto

Elimina los residuos químicos del medio de cultivo, de las raíces y demás tejidos de la planta (frutos y flores). Tendrás una cosecha limpia y dulce. Utiliza Flawless Finish justo antes de la recolección y juzga sus resultados por ti mismo.

Más detalles

15 Artículos

4,00 € impuestos inc.

-1,66 €

5,66 € impuestos inc.

Más

Como sabes, las plantas crecen absorbiendo componentes de los nutrientes, del agua y del aire. Estos componentes se integran en los tejidos de las plantas. A medida que las plantas se desarrollan, van acumulando una excesiva concentración de sales y de otras sustancias que pueden reducir la calidad y el valor del producto final. En ocasiones, esta acumulación será muy evidente en forma de sobrefertilización o de una cosecha ruinosa, pero la mayoría de las veces, será una carga invisible que penetrará en las plantas.

Esa carga insidiosa imprime un olor y un sabor desagradable en la cosecha; el producto final genera ceniza negra o se apaga con facilidad; podría irritar o dañar el sistema respiratorio y provocar tos u otros problemas de salud. ¿Has tenido alguna vez un fuerte ataque de tos? Lo causó una cosecha contaminada.

NO TODOS LOS LAVADOS DE RAÍCES SON IGUALES

Muchos cultivadores intentan lavar las raíces de sus plantas o utilizan nutrientes totalmente orgánicos para evitar la acumulación de sales que perjudica la calidad de la cosecha, pero desafortunadamente no suelen eliminar los residuos más agresivos. En primer lugar, la mayoría de los cultivadores enjuagan las raíces sólo con agua. Este método no lavará completamente las plantas. Lo único que conseguirá será desnutrir las plantas, frenar el desarrollo floral y reducir el porcentaje de resina justo antes de la recolección.

Otros cultivadores usan fórmulas de lavado de raíces que contienen productos químicos y sólo consiguen eliminar una cantidad limitada de residuos de las plantas. Estas fórmulas obsoletas de lavado de raíces eliminan los nutrientes de las plantas, con lo cual obtendrás una cosecha más reducida y de menor calidad. Además, no efectúan el enjuague completo que necesitas.

En realidad, lo que se concentra en las plantas proviene de los fertilizantes, el agua y el aire. Los fertilizantes orgánicos carecen de propiedades para depurarlas.

No te preocupes, tenemos el método ideal para garantizarte una cosecha libre de residuos.